El coronavirus ha provocado que los empleados de muchas empresas se vean obligados a trabajar desde casa, lo cual plantea una gran incertidumbre que afecta a las empresas de todos los sectores. Efectivamente, puede ser estresante intentar administrar tu empresa y al mismo tiempo proteger a tus empleados, clientes e intereses.

Asegúrate de tener el mejor plan posible adaptado a tu empresa. Aquí te planteamos una “ITV de la salud empresarial”. De este modo, reforzarás la gestión de riesgos.

 

Dispón de una póliza de seguro:

Lo primero que necesitas comprobar es la cobertura de tu seguro. Los puntos más importantes a revisar en tu póliza son:

  • Cobertura por interrupción del negocio - Necesitas saber cómo manejar los posibles imprevistos que se planteen debidos al cierre de tu empresa a causa de la decisión de una autoridad pública o cualquier escenario que plantee el cierre de tu empresa de manera excepcional.
  • Cobertura del equipo portátil -  Cualquier herramienta que tus trabajadores puedan necesitar para poder desempeñar su trabajo desde casa. Ya sean ordenadores portátiles, teléfonos móviles o equipo técnico de cualquier índole. En el supuesto de que cualquiera de estos equipos se dañase por un accidente, estarás cubierto para poder reemplazarlo. Necesitas poder seguir manteniendo tu negocio funcionando como de costumbre.
  • Seguro de contenido - Ahora que la oficina está vacía el riesgo de robo aumenta.
  • Seguro de crédito - Este tipo de seguro, aunque menos común a día de hoy, sigue existiendo, y ayuda a protegerse contra los momentos de falta de liquidez por parte de los clientes, estos podrían pagar más tarde por los bienes o servicios percibidos sin que tu empresa se vea afectada por ello.

 

Reduce gastos innecesarios:

Mientras tu plantilla trabaja desde casa, hay una serie de gastos que pueden reducirse o incluso ser eliminados. Desde los más obvios como son la entrega de comida y bebida en la oficina hasta otros como pueden ser el servicio de limpieza, tu tarifa de internet en la oficina o cualquier equipo alquilado del que se disponga. Otra opción a la hora de ahorrar gastos es “renegociar” el alquiler de la oficina que ahora no utilizas.

 

Persigue las facturas pendientes:

En tiempos de incertidumbre, uno de los pilares es asegurar tu situación financiera a la mayor brevedad posible. Si tienes facturas pendientes de cobro de clientes, asegúrate de mantenerte al día sobre la situación de cada uno de ellos. Debes intentar cobrar lo antes posible para hacerte una idea clara de los fondos que realmente dispone tu empresa. 

Recuerda que Capital on Tap puede ayudarte con los imprevistos de liquidez.

 

Presupuesto:

Además de conocer y asegurarte de tus ingresos, también debes anticipar tus gastos. Tus empleados pueden necesitar apoyo a la hora de trabajar desde casa, necesitas que sigan ofreciendo los mismos servicios a tu cliente final, por lo que deben disponer de las herramientas adecuadas para tal fin.

Igual de importante que es mantener un control de gastos, es importante que tu negocio siga produciendo de la forma más estable posible, así como tener una percepción del peor de los escenarios posibles, de ese modo nunca te llevarás una desagradable sorpresa.

 

Comunícate con tus clientes:

Esta situación nos afecta a todos. Al igual que tú, tus clientes se encuentran ante esta nueva situación que no saben cómo afrontar. Comparte con ellos tus expectativas y cómo piensas abordar tu trabajo. Aumenta la frecuencia de comunicación con ellos para evitar confusiones o dudas en vuestra relación, mostrando que estás al tanto de la situación. Intenta realizar videoconferencias para ayudar a mantener los beneficios de una relación cara a cara.

 

Ofrece servicios alternativos:

En relación con el punto anterior, puede que no sea viable continuar con tu proceso normal de trabajo durante esta crisis - el stock puede verse afectado, o las noticias en los medios de comunicación pueden afectar a tus servicios.

Revisa todas las alternativas posibles que puedan ayudar a la hora de seguir proporcionando el mismo servicio. Quizás es un buen momento a la hora de centrarse en medidas específicas para superar o adaptarse a esta situación lo antes posible.

Mantén un feedback con todas las partes implicadas, trabajadores y clientes, haz que cada cambio sea una decisión de todos.

Revisa las alternativas posibles para ofrecer tu servicio habitual; Debes tener conversaciones con tus clientes y empleados con respecto a estos posibles cambios, para encontrar la mejor solución para todas las partes.

 

Préstamos ICO para pymes, autónomos y empresas con sede social en España:

El gobierno de España ha lanzado una serie de facilidades (préstamos ICO) para apoyar a todas aquellas empresas que se hayan visto afectadas por esta situación. Te animamos a investigar si reúnes las cualidades para poder beneficiarte de este apoyo a tu empresa, es importante intentar protegerla lo máximo posible en una situación tan convulsa.

https://www.ico.es/web/ico/sobre-ico

Recuerda que Capital on Tap, puede ofrecer liquidez a tu negocio, mientras esperas que llegue tu préstamo ICO. 

 

Supervisa el bienestar de tus empleados:

Durante esta pandemia es probable que a tus empleados se les planteen problemas de índole personal o profesional que hagan que su trabajo sea menos efectivo. Ayuda a tu plantilla a mantener una moral alta comunicándote con ellos de forma regular y proporcionándoles todas las facilidades posibles para hacer que su trabajo sea lo más cómodo posible.

 

Refuerza la limpieza y el distanciamiento:

Aunque está menos relacionado con la salud de tu negocio es vital recordar a tus trabajadores la importancia de mantener las medidas de seguridad oportunas; así como reforzar prácticas saludables durante la pandemia. Mantener a tus empleados sanos debe ser tan prioritario como la salud de tu empresa, si tú cuidas de ellos, ellos cuidarán de tu negocio.

 

Refuerza la seguridad digital:

La mayoría de tus empleados trabajarán desde casa por lo que es muy importante la correcta revisión de la política de seguridad con relación a las ciberamenazas. Se multiplicarán las comunicaciones a través de este medio digital por lo que la probabilidad de cualquier ataque por parte de un hacker se multiplica. Envía recordatorios a tu plantilla para prevenir las posibles amenazas cibernéticas y considera instalar VPN y software de monitoreo de dispositivos.